Inclusión por el Arte | CPAU

Inclusión por el Arte | CPAU INFO | Marzo 2011

El IHU (Instituto de Hábitat Urbano) invita a todos los creativos que deseen mostrarnos con su arte y sensibilidad, su visión de la pobreza y exclusión.

Roberto Frangella, uno de los integrantes de IHU, presentó en el evento sobre fue la urbanización de la Villa 31 su muestra de pinturas, en la que expresa con maestría y contundencia imágenes que ilustran la vida de aquellos que, aún con lo poco que tienen, construyen cultura popular.

Cuando era chico, vivíamos en una quinta en San Isidro, y enfrente nuestro lo hacia una familia humilde en un caserío precario. Los hijos de esta familia que eran de nuestra edad iban y venían con los mandados. Yo nunca entendí el porqué de estas diferencias de vida y desde aquel entonces es una realidad que me golpea y no termino de aceptar. Me dolía esta situación y me duele, no pudiendo disfrutar sabiendo que otros no pueden. Más adelante, casi al terminar el secundario, nos vino a visitar al colegio el Abate Pier, organizador en París del grupo de los traperos. Él venía con un arquitecto que construía las viviendas para estos hombres carenciados, y esto me deslumbró y me pareció el camino hacia la justicia. Así fue que primero quise ser sacerdote y luego arquitecto para construir hábitats. Luego, la facultadme distrajo con la pasión por el diseño y los proyectos importantes, y así mis primeros años de profesión se abocaron a estas inquietudes. Por suerte no solo el trabajo, sino el crecimiento respetuoso de costumbres y tradiciones de los pobladores, me hicieron sentir, al vivir un año en Paraguay, a Latinoamérica en mis venas, y pude durante muchos años trabajar en planes de autoconstrucción para habitantes de la precariedad, llevando a concretar una parte de mi profesión con actitud de servicio, a ser un arquitecto de caminos de tierra, con un oído atento a las necesidades de los hermanos más pequeños. Puedo asegurar que nunca he sido más feliz que haciendo las compras en el corralón de la jornada de un sábado, o dando indicaciones sencillas en la obra al grupo autoconstructor, porque estas tareas insignificantes se agigantan al saber que es la dignidad de una familia la que se está construyendo. El pasar a ser propietarios de la tierra y acceder a la vivienda propia es igualar a los hombres en todos sus derechos y esta es la construcción mayor a la que podemos contribuir. Muy poco he podido hacer para resolver aquella angustia de mi infancia, y espero ser más valiente y poder ser más útil con mi profesión, adentrándome aún más en este camino. Con mis dibujos y pinturas, trato de reflejar la dura realidad de los que menos tienen y a la vez los dibujo para que sean los protagonistas de la historia y que, a modo de conjuro, logremos la igualdad para todos. El IHU invita a todos los creativos que deseen mostrarnos con su arte y sensibilidad, su visión de la pobreza y exclusión.

 

<<ver mas >>

cpau_NOTA